top of page

Entendiendo mi Dolor Lumbar



Cuando existe dolor en la zona lumbar es importante entender porque se está produciendo este dolor. Muchas veces el dolor es atribuido de manera simplista a un resultado imagenológico como el que nos da la resonancia (RNM), por ejemplo la presencia de artrosis, de hernias y discopatías comúnmente son utilizados para justificar el dolor.

Sin embargo esta manera de ver la causa no va de la mano con la actual evidencia científica que nos muestra que no existe una relación real entre estos diagnósticos y el dolor. Dicho de otra forma, existen personas que presentan en sus exámenes artrosis fasetaria o discopatías y que no presentan dolor, esto se ha estudiado y analizado mucho y se ha llegado a la conclusión de que no se puede establecer una relación de causalidad entre estos hallazgos imagenológicos y el dolor.

Esto puedes tomarlo como un alivio o como una fuente de angustia o incertidumbre, tenemos naturalmente una necesidad de entender la causa y si la podemos ver en una imagen y ponerle un nombre, nos da certeza, una certeza que tendememos a exigirle a los profesionales de la salud, quienes históricamente han querido satisfacer esta necesidad.

De esta manera podemos ver un fenómeno que siempre me ha llamado mucho la atención, como en algunas ocaciones se tiende a tomar el dolor descrito por el paciente y ponerle un nombre para que deje de ser algo misterioso, por ejemplo; Si tienes dolor en el cuello tu diagnostico podría ser "Cervicalgia" esta palabra proviene del híbrido griego latín y significa "Dolor en el cuello" Si tienes dolor en la la columna dorsal tu diagnóstico será "Dorsalgia" (dolor en la columna dorsal) en la zona lumbar se le llama "Dolor lumbar Idiopático" la palabra idiopático proviene del Griego y significa "Una enfermedad de etiología desconocida" es decir es otra manera de decir "Dolor lumbar de origen desconocido".

En si, esta manera de nombrar las dolencias esta perfecta ya que nos ayuda a entendernos entre profesionales de la salud, lo que no esta bien es que sean tomados como un diagnóstico.


Con esto quiero trasmitirte que es importante empezar a cambiar la mentalidad y no quedarte tranquil@ porque le ponen un nombre a lo que sientes.

Me encanta ver como esto ha ido evolucionando y mucho, hay muchos profesionales que le están cambiando el enfoque a la mirada que se le da a los trastornos musculoesqueléticos, pero aún podemos ver practicas que llevan tanto tiempo instauradas que cuesta cambiarlas.

Entonces, si yo tuviera dolor lumbar lo primero que haría es cuestionarme:

¿ Hice algo específico que me provocó el dolor como una fuerza mal hecha o una sobre carga? (si no es tu caso NO te saltes esta parte)


Si es tu caso, probablemente hay un tejido inflamado que debe reparar, te voy a contar un secreto, el mejor especialista para eso es tu propio cuerpo, no hay nadie que puede hace ese trabajo que tú mismo.


Para poder reparar de manera adecuada, lo ideal es que tu cuerpo este en buenas condiciones generales, es decir que te alimentes bien, que hagas ejercicio y que estés sin niveles muy altos de estrés.

Digo sin niveles altos ya que el estrés en si no es algo negativo, lo negativo surge cuando este estrés es mantenido en el tiempo y se provoca un desbalance entre nuestro sistema nervioso simpático y parasimpático.


Para entender porque este último punto es importante, debes saber que el encargado de nuestras funciones internas es el sistema nervioso autónomo, este se encargará de regular todos los mecanismos automáticos que se producen en nuestro cuerpo, como por ejemplo respirar, aumentar o disminuir la secreción de alguna hormona, aumentar o disminuir los latidos del corazón etc. Este sistema nervioso autónomo se divide en el sistema simpático (que activa) y el parasimpático (que relaja y repara).

Como mecanismo de optimización de la energía, si estamos bajo una situación de estrés nuestro sistema parasimpático(que relaja) bajará y nuestro sistema simpático aumentará.

La razón de esto es muy simple, si nos está persiguiendo un perro, quiero que mi energía se vaya a que pueda arrancar, mi atención aumenta, mis pupilas se dilatan, mi corazón se acelera y bombea más sangre, etc en ese contexto esta perfecto que se le de prioridad al sistema simpático y que no estemos entregándole energía a la reparación de nuestros tejidos o a la regeneración celular por ejemplo.

Entonces podemos ver que estos dos sistemas actúan a veces a la par y en otras ocaciones uno aumenta y otro disminuye. El conflicto se genera cuando estamos sometidos constantemente a una situación de estrés (como entregas, plazos, deudas, crisis familiares, etc) que hacen que nuestro cuerpo reaccione internamente como si lo estuviera persiguiendo un perro, y esto no es mantenible en el tiempo.

Por eso el estrés si tiene que ver con tu dolor lumbar y con tu capacidad para reparar tu cuerpo y que deje de doler.

Ahora,si no he hecho nada fuera de lo común me preguntaría:

¿Cómo son mis hábitos de vida?

Esta pregunta es clave para entender tu dolor lumbar ya que muchas veces la respuesta al origen del dolor es más "simple" y no tiene nada que ver exámenes.

Si yo tuviera dolor lumbar, lo último que pensaría es que tengo algo dañado o roto en mi espalda, primero me cuestionaría ¿Cuantas horas paso sentada? ¿Como me siento? ¿Estoy haciendo suficiente ejercicio? ¿tengo un cuerpo flexible que me permita moverme de manera armoniosa con una correcta biomecánica? ¿me estoy alimentando bien? ¿estoy sometida a un estrés constante que no permite que me cuerpo repare? ¿Cómo son mis hábitos de sueño?


Estas preguntas darán muchas más luces de lo que está pasando con tu espalda que una imagen o un diagnóstico que diga que tienes un "dolor lumbar de origen desconocido".

Entonces ¿Que hago con esta información?

Primero sería bueno que empieces a cambiar la manera en la que entiendes tu dolor y abrirte a la posibilidad de que el origen de tu dolor no tenga directa relación con una estructura dañada.

Entender tu dolor como algo multifactorial que posiblemente esté más ligado a tus hábitos de vida que a una lesión en una parte específica de tu cuerpo hará que saga del rol de paciente o de víctima y tomes medidas concretas sobre tu salud.

Entonces los puntos claves a los que les debes poner atención son: - Alimentación

- Ejercicio

- Estilo de vida (ej: sedentario)

- Hábitos de sueño

- Manejo de estrés

Entiendo que escribir esta lista es muy fácil para mi, y que es mucho trabajo para ti llegar a implementarla.


La buena noticia es que poner tu atención e intención en abordar estos aspectos no sólo tendrá un impacto en tu dolor, sino que también en muchos aspectos de tu vida. Todo el tiempo y energía que invirtamos irán en post de tu bienestar físico, emocional, familiar y laboral.


Para que le pongas tu primer check al ítem ejercicio, te dejaré de regalo la primera clase de "Pilates Desde Cero" En esta clase trabajo varios objetivos terapéuticos relacionado al dolor lumbar.


Espero que te guste ;)








bottom of page